Aprender Excel

Lo que estás perdiendo, por no aprender a usar Excel

Necesitas aprender a usar Excel.

De una vez por todas, y lo sabes.

Pero hoy no. Piensas que no es el momento.

Puede ser para el mes que viene. Total, ya te apañas con cualquier solución que encuentres usando Google.

¿En verdad piensas que puedes seguir dejándolo para mañana?

En la entrada de hoy, quiero contarte algo que en el fondo ya sabes, pero que no quieres enfrentar.

Estás perdiendo.

El no saber usar Excel te está haciendo perder. ¡Y mucho!

Pero ¿qué es eso que estás perdiendo?

¿Te has detenido a pensarlo?

Yo si.

Y ahora mismo te lo cuento.

Sigue leyendo y entérate de todo eso que estás perdiendo por dejar para mañana lo que puedes empezar hoy.

Estás perdiendo Oportunidades de Empleo.

Sí, el nuevo milenio apenas está empezando y la tecnología ya no es esa lejana desconocida de la que escuchábamos rumores lejanos.

Está aquí. Ha llegado para quedarse.

La tecnología digital, cada vez cobra más importancia debido al gran impacto (positivo) que representa en la productividad de una empresa, cuando se utiliza con criterio.

Cada vez son más las personas que se preparan para utilizar estas tecnologías que las empresas demandan. Que el mercado demanda.

Pero tú estás dejando tu preparacíón para otro día… Y otros ya se están poniendo las pilas.

Respóndeme algo, con sinceridad.

Si tú fueras quien está contratando, ¿a quíen contratarías? ¿A la persona que recién está pensando en prepararse para la oportunidad?

¿A la persona que lo ha dejado todo para última hora? ¿Esa persona que parece no interesarle este nuevo mundo de oportunidades que se muestra delante suyo?

¿O contratarías a la persona que se ha preparado para aprovechar esa oportunidad? Esa persona que sabe que tiene que dar lo mejor de sí y que para hacerlo necesita estar actualizando su conocimiento constantemente.

La respuesta es obvia. ¿No lo crees?

Estás perdiendo oportunidades de empleo, por no aprender a usar Excel, mientra que otras personas se comen el mundo porque se están formando desde ya, aprovechando la gran cantidad de cursos disponibles hoy en día.

Para empezar esto ya es bastante. Pero aún hay más.

Sigue leyendo porque esto apenas empieza.

Estás perdiendo jornadas de Trabajo Placentero y libres de Estrés

Tu jefe, tu cliente (o tú mismo) están necesitando un informe con base en los datos que tienes almacenados en un archivo de Excel.

Ese reporte debe estar listo a las 12:00

¡Y ya son las 11:00!

Tienes los datos, la base de datos está al día, tienes una hora para hacer el reporte…

¡Pero Excel no te hace caso!

Casi parece que te estuviera jugando en contra.

No puedes mostrar la información como quieres, los promedios no cuadran, algunos números no se suman, existen nombres repetidos…

Y el estrés se dispara. Faltan 15 minutos para terminar ese reporte, pero no consigues sino frustrarte más.

¿Te suena conocida la historia?

Si esta historia es la tuya, tengo que decirte que el estrés te está comiendo y tienes que hacer algo al respecto.

Estás perdiendo la oportunidad de disfrutar de tu trabajo y de jornadas libres de estrés.

Ya bastante presión tenemos con las ventas. ¿O no?

Debes tomarte más en serio tu salud. Organiza tu vida laboral e identifica cuáles son tus falencias y corrígelas.

Fórmate en aquello que ahora es una debilidad y transfórmala en una fortaleza.

No. Aún no he terminado.

Tengo varias cosas que contarte todavía.

Estás perdiendo las Oportunidades de Ascender a ese puesto con el que sueñas

Si estás trabajando en una empresa, llevas cierto tiempo en ella y tienes mucho conocimiento del negocio… Seguramente tu candidatura para un ascenso está fuera de toda duda.

¿O tal vez no es así?

Aquí podemos ver que se repite la historia del primer punto, solo que es peor, porque ya eres un empleado con trayectoria en la empresa.

Y no aprovechaste todo ese tiempo para emparejar tu conocimiento digital con tu conocimiento de la operativa.

¡Qué mal!

¿Crees que en estos tiempos alguien va a querer contratar dos personas, una que sepa del negocio y otra que sepa usar las herramientas digitales?

Ten por seguro que si encuentran a alguien que sepa las dos cosas, no dudarán en ascender a esa persona.

Aunque tú tengas más experiencia en el negocio. Casi siempre resultará más conveniente la otra opción.

Claro, todo esto que te digo no siempre se cumple al pie de la letra…

Pero casi.

¿Ya has tenido suficiente?

¿O aún quieres saber más?

Pues sigue leyendo, que esta historia aún da para largo.

Estás perdiendo dinero

Y no solo porque estás perdiendo la oportunidad de obtener ese empleo, ni porque te has perdido ese ascenso.

No.

También estás perdiendo dinero porque demoras el doble o el triple del tiempo que debería de tomarte realizar esa tarea, porque no te has decidido a aprender a usar Excel.

Si eres empleado, el tiempo que pierdes te lleva a hacerle perder dinero a la empresa, pierdes puntos ante tu jefe e incluso, terminas llevándote más trabajo a casa.

Puede que hasta termines pagándole a alguien para que te saque de ese aprieto.

Ni qué decir si eres tú el dueño del negocio. Dejas de cumplir con los plazos a tu cliente, gastas más tiempo del necesario, incrementando tus costos de operación, tu cliente se enoja…

Pierdes eficiencia e, inclusive, puedes llegar a perder eficacia.

¡Todo un problema!

¿Crees que exagero?

Toma una calculadora y ponte a sacar las cuentas.

Ya me contarás luego.

Si aún quieres saber más, continúa leyendo.

Estás perdiendo tiempo

Y no solo me refiero al tiempo que pierdes al hacer tus trabajos en Excel y la pérdida de eficiencia de la que te hablaba en el punto anterior.

No.

Va más allá.

Estás perdiendo tiempo, sencillamente porque de todos modos, al final, vas a tener que aprender a usar Excel.

De todas formas necesitas embarcarte en el tren de la tecnología, si no quieres quedar a un lado del camino.

¡Renovarse o morir!

Ese tiempo que estás perdiendo ahora que buscas excusas para no aprender a usar Excel, te está dejando en desventaja.

Tarde o temprano te verás nadando a contracorriente, tratando de actualizarte y ponerte al nivel de aquellos que empezaron mucho antes que ti.

Pierdes tiempo, pierdes dinero.

Ni qué decir del costo de oportunidad.

Y no, no es solo eso.

Aún hay más cosas que estás perdiendo.

Sigue leyendo y te lo cuento.

Estás perdiendo competitividad

En el punto anterior te decía que puedes quedar en desventaja respecto de otras personas que ya se están preparando.

Esto te hace perder competitividad.

Créeme, nadie te va a esperar hasta que tú termines de recuperar el tiempo perdido y todo el terreno que te han ganado en el ámbito digital.

O tal vez sí. Puede que seas una persona con tanta experiencia profesional y preparación en otras áreas que tengas la ventaja de que te esperen a que corrijas tu error.

Pero la mayoría no puede darse ese lujo.

Debes ganar en competitividad o estás fuera del juego.

Aprender a usar Excel, no es una novelería más.

No solo se trata de aprender a usar Excel. Se trata de abandonar esa “actitud tecnófoba” que te mantiene lejos de ese “perfil completo” que tanto te gustaría tener, pero que requiere de algo más de sacrificio.

Se trata de admitir que la tecnología digital ya no puede ser considerada como una “novelería” más que pronto pasará de moda.

Está aquí, ha llegado para quedarse y otros ya la están aprovechando.

Mientras tú (y tal vez tu empresa) están perdiendo competitividad porque no te animas a dar el paso.

¿No crees que ya es hora de actuar?

¿Hasta cuándo piensas seguir perdiendo?

Creo que ya tienes la idea clara. No puedes negar que te estás perdiendo mucho al mantenerte al margen de la tecnología digital y resistirte a aprender a usar Excel (entre otras herramientas).

La verdad pienso que, en el fondo, sabes todas estas cosas que te he contado, pero no te has animado a realizar una jornada de reflexión.

Espero que esta entrada te resulte de ayuda para hacerlo. De verdad.

Sabes que te estás quedando.

Sabes que estás perdiendo.

La pregunta es:

¿Hasta cuándo piensas seguir perdiendo?

No dejes que el activo más importante que tienes, el tiempo, se te escape de las manos por no tomar una decisión oportuna.

¿Quieres un punto de inicio?

Entonces suscríbete a mi curso gratuito y accede a contenido exclusivo que comparto con todos los que se han unido al club.

Y tómatelo en serio. Recuerda que sin sacrificio, no hay victoria.

Que tengas una buena semana.

¡Nos vemos!

Raymundo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *