¿Por qué invertir en formación profesional en Excel, cuando hay tantos blogs que tratan sobre el tema y gratis? Con Elio Reyes

Exprimiendo Excel

Hoy estoy muy contento de presentar el primer episodio de mi podcast ExprimiendoExcel.

Un podcast semanal en el que te dejaré píldoras formativas para resolver problemas de tu día a día laboral con Excel y en el que también estaré entrevistando a diferentes expertos en Excel que compartirán con nosotros su experiencia con esta herramienta y todo ese mundo que gira alrededor de ella.

En este primer episodio tenemos con nosotros a Elio Reyes, creador del sitio ServiProfer.com, donde hospeda uno de los  cursos online sobre Excel (y en español) que tenemos disponibles en la red.

Elio ha aceptado esta entrevista para contarnos un poco sobre su experiencia con Excel, sus inicios, su visión acerca de esta herramienta y nos da unos cuántos consejos dirigidos a las personas que están aprendiendo Excel por su propia cuenta y también nos explica el por qué vale la pena invertir en un curso de formación profesional en Excel.

Enlaces mencionados en la entrevista:

¿Y el enlace al curso? ¿Dónde puedo comprarlo?

Si te interesa ver el contenido del curso, cuál es el currículum y demás detalles, solo debes hacer clic en el botón que te dejo aquí abajo:

Enlace de afiliado, ¡gracias!

 

¡Nos vemos!

Raymundo

¿Sabías que ya somos 5.000 aprendices de Excel?

Ya somos 5000

Hace un tiempo te escribía sobre mi primer hito, en el que llegaba a mis primeros 1.000 suscriptores.

Y hoy, poco más de un año después, te escribo muy contento para contarte que ¡ya somos 5.000 aprendices de Excel en la lista de correo!

Realmente esto me llena de satisfacción ya que, como te imaginarás, el trabajo detrás de mantener un blog es mucho y cada esfuerzo que va sumando día tras día, se ve recompensado por este tipo de noticias.

Pero esto requiere más trabajo, más esfuerzo y más compromiso. Ratificar estos números representa un gran desafío que asumo con el mismo gusto con el que mantengo esas conversaciones contigo a través del correo electrónico. Por eso es que a partir de esta semana, voy a migrar a un plan más avanzado en mi servicio de mailing y a ponerme una nueva meta: Llegar a los 10.000 suscriptores.

Una nueva etapa.

Todo lo recorrido hasta el momento ha sido una gran experiencia para mi y espero seguir compartiendo contigo todo lo que pueda, a través de esta herramienta de comunicación que, ahora más que nunca, creo que fue una gran elección.

Además, desde hace un tiempo vengo trabajando en la transición a una nueva etapa del blog en la que te tengo muchas sorpresas, las cuales estoy seguro de que te van a gustar.

Ayúdame a seguir creciendo.

Lo que me queda es reiterarte las gracias porque tú lo has hecho posible. Ahora te invito a que me acompañes a por las nuevas metas que me propongo con este blog y otros proyectos que ya tengo en mente.

Si este espacio ha sido de ayuda para ti y te gustaría ayudarme de alguna forma, puedes hacerlo compartiendo el siguiente enlace para que otras personas que, como tú, están teniendo problemas con Excel, puedan beneficiarse del mismo contenido que tú estás disfrutando actualmente.

Comparte este enlace.

Yo también estoy aprendiendo Excel con el curso Domina Excel paso a paso http://bit.ly/Excel-Paso-a-Paso

Desde ya, quiero darte las gracias por ayudarme a compartir con otras personas todo el contenido de este blog.

¡Nos vemos en la siguiente entrada!

Raymundo

Aprender Excel ¿Por qué se te está haciendo difícil?

Aprender Excel
Créditos imagen: Pixabay.com

Has decidido aprender Excel por tu cuenta. Lo necesitas.

¡Muy bien!

O tal vez, ¿no tanto?

La mejor parte hasta este momento, es que has tomado una decisión; pero ¿qué tan acertada ha sido tu decisión de hacerlo por tu cuenta?

¿O qué tan acertada ha sido la elección del curso en el que te has inscrito?

Y es que muchas veces te resulta difícil aprender Excel, como otras cosas en esta vida. Lo peor es que no sabes por qué.

“Si yo soy excelente con los números.”

“A mi me encantan las computadoras, no entiendo por qué Excel me está dando tanto trabajo.”

Si te está sucediendo algo parecido a esta historia que te estoy contando, la entrada de hoy va para ti exclusivamente.

Sigue leyendo porque voy a contarte las razones que, en mi opinión, son las causantes de que Excel te esté dando más pelea de la necesaria.

Porque Aprender Excel puede ser aburrido.

No tiene, ni debe ser así; pero puede llegar a serlo.

Como todas las demás cosas que haces en tu vida, aprender Excel debería de ser disfrutado para sacarle el máximo provecho a esta gran herramienta.

Pero no siempre esto es así. Lo cierto es que muchas veces las personas abandonan su aprendizaje debido a las razones que ya te he comentado en algún momento y que, a continuación, voy a resumirte en esta entrada.

Porque navegas sin rumbo.

Sí. Navegas sin un rumbo fijo y te pierdes entre muchos tutoriales, apuntes y soluciones muchas veces incompletas o que no se adaptan específicamente a tu situación.

Y esto es normal. La única persona que conoce exactamente tus necesidades eres tú. Es por esto que no siempre resulta sencillo encontrar esa solución entre los resultados que te arroja Google.

Ni qué decir, si no tienes mucha experiencia realizando búsquedas. Son tantos resultados que a veces la buena información queda sepultada por ahí… Entre montones de páginas y blogs.

Necesitas una dirección y si eres un completo novato o una completa novata, esto se va a poner muy cansino y terminarás por abandonar antes de tiempo.

Porque estás en medio de una estructura muy rígida y lineal.

Si estás en un curso de Excel y su estructura es demasiado rígida y lineal, entonces lo más seguro es que te aburras pronto y tu grado de atención caiga en picada.

Y si nos ponemos a pensar en la cantidad de elementos distractores que hoy en día existen: Facebook, Twitter, Youtube, Instagram… La cosa comienza a complicarse aún más.

Son muchas las personas que abandonan un curso de Excel al comenzar a ver la típica estructura en la que vas viendo cada elemento, cada componente en detalle y sin mostrar cómo utilizarla para resolver un problema.

¿De eso se trata, no? Una herramienta resuelve problemas.

Si un curso, ya sea online o presencial, se desenvuelve de manera lenta, no es dinámico y es demasiado lineal… Lo más seguro es que no tengas ganas de ir a la siguiente clase.

Porque no inviertes en ti misma o en ti mismo.

Esta es la parte en la que tú sueles ser el principal responsable.

Cierto es que a muy pocos les sobra el dinero, pero también es cierto que aún teniendo la posibilidad de acceder a un curso, muchas veces no tomas la decisión de hacerlo.

Un curso llevado por un mentor que domine la materia y que además conozca cuáles son los problemas a los que te enfrentas, podrá guiarte por el camino correcto y en la dirección adecuada.

¿Qué beneficio te representa esto a ti?

Ahorro de tiempo. ¡Mucho tiempo!

Y el tiempo es dinero, ya lo sabes. Así que a la larga, ahorras dinero.

Imagínate si, para aprender a usar tablas dinámicas por tu cuenta, tuvieras que tomarte unos tres meses mientras que en un curso lo hicieras en una semana.

Sí, tres meses. No es una exageración. Si vas sin rumbo, no tienes un plan de estudios ni sabes lo que tienes que aprender y en qué orden… Si mientras buscas cosas en Google, te vas distrayendo con otras cosas que van saliendo por ahí… Tres meses me parece una estimación muy realista.

¿Cuántas horas de tu tiempo malgastaste en tres meses?

¿Cuánto vale cada hora de tu tiempo?

Piénsalo y cuando tengas estos dos números, entonces multiplícalos entre sí.

¿Ahora puedes ver cuánto dinero estás gastando en horas mal utilizadas?

Porque tu mentor no disfruta lo que está haciendo.

Esta parte es difícil de decir, pero lo cierto es que sucede.

En ocasiones, tu mentor no disfruta lo que está haciendo. Entonces no es tu mentor, es la persona que tienes que ver todos los días en el instituto y/o en las clases virtuales.

Si tu mentor no disfruta, entonces tú no disfrutas. Y si no disfrutas lo que estás haciendo, entonces no lo estarás haciendo bien, como ya te comenté en el primer punto de esta entrada.

Porque no eres constante.

De nuevo, la pelota está en tu cancha.

Si ya decidiste dar el paso de invertir en un curso de calidad, la cosa no termina allí. Tienes que ser persistente, comprometerte a realizar y completar todos los pasos sugeridos (o, por qué no, exigidos) por tu mentor y por el plan de estudios de dicho curso.

No cometas el error de pensar que pagando por un curso, inmediatamente todo va a resultar fácil como por arte de magia y que la responsabilidad de que te vaya bien en el curso es enteramente de tu mentor. No.

La responsabilidad de tu bienestar no se delega.

 

Porque no tienes un objetivo claro con Excel.

No importa si has invertido en un curso premium y has elegido al mejor mentor que pudiste encontrar. Incluso de poco sirve que tengas la disciplina de estar puntual todos los días en tus clases y cumplas con premura con todas tus tareas asignadas. Si no tienes un objetivo definido, será poco lo que avances con Excel.

Aprender Excel debe tener un objetivo, como todo aquello en lo que inviertas tu tiempo.

Cuando te digas a ti misma o a ti mismo “Quiero aprender Excel”, inmediatamente pregúntate “¿Para qué?”.

Si no tienes una respuesta convincente, lo mejor es que te replantees el asunto. El tiempo es algo que, filosofías aparte, no se puede recuperar.

Necesitas una dirección y un sentido para aprender Excel y tener un objetivo claro, hará que el viaje valga la pena, que recobres fuerzas y ánimo cuando estés por abandonar, tan solo recordando tu objetivo y por que solo así sabrás si estás avanzando y cuánto.

Aprender Excel puede ser una inversión o un gasto, depende de ti.

Así que piénsalo bien antes de tomar la decisión de tomar un curso, pero recuerda que no tomar una decisión y seguir perdiendo tu tiempo buscando en Google todos los días porciones de información que no encajan entre sí, puede ser igual de perjudicial o incluso peor.

¡Nos vemos!

Raymundo

¿Cuál es la diferencia entre una Fórmula de Excel y una Función de Excel?

Fórmulas de Excel y Funciones de Excel

Normalmente, la primera dificultad que un usuario novato se encuentra en sus inicios, tiene que ver con alguna Fórmula de Excel.

Y, muy a menudo, me preguntan acerca de cuál es la diferencia entre una Fórmula de Excel y una Función de Excel. Es por eso que hoy quiero dejar clara esta diferencia, para que podamos lidiar con esos temas un poco más avanzados y en los que es necesario tener claro este asunto.

Una Fórmula de Excel

Puede ser descrita como una sentencia, un enunciado. Vamos, una fórmula en Excel es similar a una fórmula en tu libro de matemáticas. Es un conjunto de funciones, números y símbolos matemáticos que colocamos en un orden determinado para realizar un cálculo específico.

Por ejemplo, sabemos que para obtener el área de un círculo, en nuestro cuaderno apuntamos una fórmula como esta:

A = πr²

Que se lee: “El área de un círculo es igual a Pi, multiplicado por el cuadrado de su radio.

Entonces, si le queremos dar un valor al radio, tendríamos:

A = π8²

Y así tendríamos nuestro cálculo listo.

¿Cómo sería esta fórmula en Excel?

Primero, quitamos la A, ya que una fórmula en Excel comienza con el signo ” = “.

Luego, la constante Pi la obtenemos de una función de Excel, que devuelve el valor de Pi. Esta función -coincidencias de la vida- tiene el nombre de Pi( )

Lo siguiente es que la operación de multiplicación se realiza con el signo ” * “.

Por último, para elevar al cuadrado (o a cualquier otra potencia) utilizamos el símbolo ” ^ “, de manera que nuestra fórmula de Excel quedaría de esta forma:

= Pi() * 8^2

Como puedes darte cuenta, hemos utilizado una función (la función Pi), dos signos de operación y dos números, como en cualquier fórmula de nuestras queridas clases de matemáticas.

Desde ya, puedes ir dándote cuenta de la diferencia con las funciones, ya que dentro de esta fórmula hemos utilizado una función y la diferenciamos de la fórmula que escribimos.

Si quieres saber más sobre las fórmulas de Excel, puedes leer más en este enlace.

Entonces, pasemos a conversar sobre las funciones.

Una función de Excel

Es, por así decirlo, como una fórmula empaquetada.

Una función de Excel es un conjunto de instrucciones que ya vienen incorporadas en la aplicación y realizan varias operaciones para devolver un resultado. Ejemplo de esto, son las funciones SUMAR, CONTAR, BUSCAR, etc.

Resulta interesante saber que también nosotros podemos agregar nuestras propias funciones y las empaquetamos dentro del propio Excel, a través de macros, extendiendo el poder de esta herramienta más allá de lo que te habías imaginado en un principio.

Lo espectacular de las funciones es que pueden ” anidarse ” una dentro de otra, para simplificar fórmulas que, de otra manera, resultarían muy complejas. Además, las fórmulas de serie cuentan con un asistente para facilitarte su uso.

Las funciones están agrupadas por categoría -de acuerdo a su uso- en la ficha ” Fórmulas ” dentro de la Cinta de Opciones, que nos permite ubicar rápidamente la función de Excel que necesitamos y las pone a un clic de distancia.

En el ejemplo anterior, ya te mostré cómo se utilizan las funciones combinadas con fórmulas; pero, ¿qué hay acerca de que una función puede simplificar una fórmula?

Supongamos que la fórmula de calcular el área de un círculo es de uso muy frecuente para ti. Debes escribirla todos los días en un nuevo libro de Excel. ¿Por qué no facilitarnos un poco la tarea?

Como ya te había comentado, a través de macros puedes realizar tu propia función. Así que decides hacer tu función definida por el usuario -FDU- y la llamarás ” AreaCirculo “. Esta función recibe como argumento el radio de tu círculo.

Ahora, en lugar de escribir toda la fórmula, solo deberás escribir  ” AreaCirculo ( r ) “, donde ” r ” es el radio de tu circunferencia.

¿Verdad que se ve más limpio?

Ahora quiero que te imagines si la fórmula fuera diez veces más larga. Entonces sí que te resultaría conveniente convertirla en una función que simplifique las cosas.

Ya va quedando más claro, puedo verlo.

En resumen.

La diferencia entre una fórmula de Excel y una función de Excel, es que la fórmula describe un conjunto de operaciones, mientras que la función encapsula todas esas operaciones en un solo “paquete”, simplificando la escritura de las fórmulas.

Espero de verdad que esta entrada te ayude a despejar esa duda que tenías respecto de las fórmulas y que de ahora en adelante ya no las confundas más, puesto que son dos de los elementos clave en Excel y cada una tiene su propio rol en esta gran aplicación.

¡Nos vemos!

Raymundo

Lo que estás perdiendo, por no aprender a usar Excel

Aprender Excel

Necesitas aprender a usar Excel.

De una vez por todas, y lo sabes.

Pero hoy no. Piensas que no es el momento.

Puede ser para el mes que viene. Total, ya te apañas con cualquier solución que encuentres usando Google.

¿En verdad piensas que puedes seguir dejándolo para mañana?

En la entrada de hoy, quiero contarte algo que en el fondo ya sabes, pero que no quieres enfrentar.

Estás perdiendo.

El no saber usar Excel te está haciendo perder. ¡Y mucho!

Pero ¿qué es eso que estás perdiendo?

¿Te has detenido a pensarlo?

Yo si.

Y ahora mismo te lo cuento.

Sigue leyendo y entérate de todo eso que estás perdiendo por dejar para mañana lo que puedes empezar hoy.

Estás perdiendo Oportunidades de Empleo.

Sí, el nuevo milenio apenas está empezando y la tecnología ya no es esa lejana desconocida de la que escuchábamos rumores lejanos.

Está aquí. Ha llegado para quedarse.

La tecnología digital, cada vez cobra más importancia debido al gran impacto (positivo) que representa en la productividad de una empresa, cuando se utiliza con criterio.

Cada vez son más las personas que se preparan para utilizar estas tecnologías que las empresas demandan. Que el mercado demanda.

Pero tú estás dejando tu preparacíón para otro día… Y otros ya se están poniendo las pilas.

Respóndeme algo, con sinceridad.

Si tú fueras quien está contratando, ¿a quíen contratarías? ¿A la persona que recién está pensando en prepararse para la oportunidad?

¿A la persona que lo ha dejado todo para última hora? ¿Esa persona que parece no interesarle este nuevo mundo de oportunidades que se muestra delante suyo?

¿O contratarías a la persona que se ha preparado para aprovechar esa oportunidad? Esa persona que sabe que tiene que dar lo mejor de sí y que para hacerlo necesita estar actualizando su conocimiento constantemente.

La respuesta es obvia. ¿No lo crees?

Estás perdiendo oportunidades de empleo, por no aprender a usar Excel, mientra que otras personas se comen el mundo porque se están formando desde ya, aprovechando la gran cantidad de cursos disponibles hoy en día.

Para empezar esto ya es bastante. Pero aún hay más.

Sigue leyendo porque esto apenas empieza.

Estás perdiendo jornadas de Trabajo Placentero y libres de Estrés

Tu jefe, tu cliente (o tú mismo) están necesitando un informe con base en los datos que tienes almacenados en un archivo de Excel.

Ese reporte debe estar listo a las 12:00

¡Y ya son las 11:00!

Tienes los datos, la base de datos está al día, tienes una hora para hacer el reporte…

¡Pero Excel no te hace caso!

Casi parece que te estuviera jugando en contra.

No puedes mostrar la información como quieres, los promedios no cuadran, algunos números no se suman, existen nombres repetidos…

Y el estrés se dispara. Faltan 15 minutos para terminar ese reporte, pero no consigues sino frustrarte más.

¿Te suena conocida la historia?

Si esta historia es la tuya, tengo que decirte que el estrés te está comiendo y tienes que hacer algo al respecto.

Estás perdiendo la oportunidad de disfrutar de tu trabajo y de jornadas libres de estrés.

Ya bastante presión tenemos con las ventas. ¿O no?

Debes tomarte más en serio tu salud. Organiza tu vida laboral e identifica cuáles son tus falencias y corrígelas.

Fórmate en aquello que ahora es una debilidad y transfórmala en una fortaleza.

No. Aún no he terminado.

Tengo varias cosas que contarte todavía.

Estás perdiendo las Oportunidades de Ascender a ese puesto con el que sueñas

Si estás trabajando en una empresa, llevas cierto tiempo en ella y tienes mucho conocimiento del negocio… Seguramente tu candidatura para un ascenso está fuera de toda duda.

¿O tal vez no es así?

Aquí podemos ver que se repite la historia del primer punto, solo que es peor, porque ya eres un empleado con trayectoria en la empresa.

Y no aprovechaste todo ese tiempo para emparejar tu conocimiento digital con tu conocimiento de la operativa.

¡Qué mal!

¿Crees que en estos tiempos alguien va a querer contratar dos personas, una que sepa del negocio y otra que sepa usar las herramientas digitales?

Ten por seguro que si encuentran a alguien que sepa las dos cosas, no dudarán en ascender a esa persona.

Aunque tú tengas más experiencia en el negocio. Casi siempre resultará más conveniente la otra opción.

Claro, todo esto que te digo no siempre se cumple al pie de la letra…

Pero casi.

¿Ya has tenido suficiente?

¿O aún quieres saber más?

Pues sigue leyendo, que esta historia aún da para largo.

Estás perdiendo dinero

Y no solo porque estás perdiendo la oportunidad de obtener ese empleo, ni porque te has perdido ese ascenso.

No.

También estás perdiendo dinero porque demoras el doble o el triple del tiempo que debería de tomarte realizar esa tarea, porque no te has decidido a aprender a usar Excel.

Si eres empleado, el tiempo que pierdes te lleva a hacerle perder dinero a la empresa, pierdes puntos ante tu jefe e incluso, terminas llevándote más trabajo a casa.

Puede que hasta termines pagándole a alguien para que te saque de ese aprieto.

Ni qué decir si eres tú el dueño del negocio. Dejas de cumplir con los plazos a tu cliente, gastas más tiempo del necesario, incrementando tus costos de operación, tu cliente se enoja…

Pierdes eficiencia e, inclusive, puedes llegar a perder eficacia.

¡Todo un problema!

¿Crees que exagero?

Toma una calculadora y ponte a sacar las cuentas.

Ya me contarás luego.

Si aún quieres saber más, continúa leyendo.

Estás perdiendo tiempo

Y no solo me refiero al tiempo que pierdes al hacer tus trabajos en Excel y la pérdida de eficiencia de la que te hablaba en el punto anterior.

No.

Va más allá.

Estás perdiendo tiempo, sencillamente porque de todos modos, al final, vas a tener que aprender a usar Excel.

De todas formas necesitas embarcarte en el tren de la tecnología, si no quieres quedar a un lado del camino.

¡Renovarse o morir!

Ese tiempo que estás perdiendo ahora que buscas excusas para no aprender a usar Excel, te está dejando en desventaja.

Tarde o temprano te verás nadando a contracorriente, tratando de actualizarte y ponerte al nivel de aquellos que empezaron mucho antes que ti.

Pierdes tiempo, pierdes dinero.

Ni qué decir del costo de oportunidad.

Y no, no es solo eso.

Aún hay más cosas que estás perdiendo.

Sigue leyendo y te lo cuento.

Estás perdiendo competitividad

En el punto anterior te decía que puedes quedar en desventaja respecto de otras personas que ya se están preparando.

Esto te hace perder competitividad.

Créeme, nadie te va a esperar hasta que tú termines de recuperar el tiempo perdido y todo el terreno que te han ganado en el ámbito digital.

O tal vez sí. Puede que seas una persona con tanta experiencia profesional y preparación en otras áreas que tengas la ventaja de que te esperen a que corrijas tu error.

Pero la mayoría no puede darse ese lujo.

Debes ganar en competitividad o estás fuera del juego.

Aprender a usar Excel, no es una novelería más.

No solo se trata de aprender a usar Excel. Se trata de abandonar esa “actitud tecnófoba” que te mantiene lejos de ese “perfil completo” que tanto te gustaría tener, pero que requiere de algo más de sacrificio.

Se trata de admitir que la tecnología digital ya no puede ser considerada como una “novelería” más que pronto pasará de moda.

Está aquí, ha llegado para quedarse y otros ya la están aprovechando.

Mientras tú (y tal vez tu empresa) están perdiendo competitividad porque no te animas a dar el paso.

¿No crees que ya es hora de actuar?

¿Hasta cuándo piensas seguir perdiendo?

Creo que ya tienes la idea clara. No puedes negar que te estás perdiendo mucho al mantenerte al margen de la tecnología digital y resistirte a aprender a usar Excel (entre otras herramientas).

La verdad pienso que, en el fondo, sabes todas estas cosas que te he contado, pero no te has animado a realizar una jornada de reflexión.

Espero que esta entrada te resulte de ayuda para hacerlo. De verdad.

Sabes que te estás quedando.

Sabes que estás perdiendo.

La pregunta es:

¿Hasta cuándo piensas seguir perdiendo?

No dejes que el activo más importante que tienes, el tiempo, se te escape de las manos por no tomar una decisión oportuna.

¿Quieres un punto de inicio?

Entonces suscríbete a mi curso gratuito y accede a contenido exclusivo que comparto con todos los que se han unido al club.

Y tómatelo en serio. Recuerda que sin sacrificio, no hay victoria.

Que tengas una buena semana.

¡Nos vemos!

Raymundo

Los 5 errores que estás cometiendo al hacer un gráfico en Excel

Crear un gráfico en Excel

¿Creas ocasionalmente algún gráfico en Excel?

El artículo de hoy va para ti.

Voy a hablarte de los 5 principales errores que estás cometiendo a la hora de crear un gráfico en Excel, sobre todo si no tienes esa práctica del día a día.

Y no te lo estoy recriminando, no.

Quiero que hagas conciencia sobre estos puntos y te dediques a corregirlos para que mejores tu técnica de creación de gráficos.

De acuerdo, ya hemos tratado sobre este asunto en el artículo Cómo crear un Gráfico en Excel; pero este es un tema que no siempre queda cubierto en un solo artículo.

Y como sabes, un gráfico puede rápidamente convertirse en un dolor de cabeza, si no tienes cuidado o si no te has empapado sobre los conceptos básicos necesarios para crear un gráfico en Excel.

Entonces ¿cuáles son esos errores comunes en la creación de gráficos?

  • 1

    No conoces las  opciones disponibles en tu gráfico.

Lo más común es dejar los gráficos tal cual te los da Excel, sin personalizarlos. Te conformas con el gráfico tal cual viene por defecto y no te animas a realizar cambios para dejarlo integrado perfectamente en tu informe.

Generalmente esto se da porque no conoces las partes que tiene un gráfico, ni la forma en que estas pueden personalizarse. Y es que puedes llegar a realizar gráficos muy distintos a los que has hecho hasta el momento, tal como puedes ver en este ejemplo e inclusive llegar a realizar gráficos como el que te muestro en este artículo.

  • 2

    Estás utilizando el gráfico equivocado.

Tan sencillo como suena.

La verdad es que no todo se resuelve con un gráfico de columnas.

No existe un gráfico que sea el adecuado para absolutamente todos los casos. Debes elegir el más adecuado para tu reporte, en función de lo que quieres mostrar y cómo vas a analizarlo.

Vamos. Existen varios tipos de gráficos en Excel y dentro de cada tipo, hay varios subtipos que te dan una combinación bastante amplia entre la cual elegir.

¿Por qué hacer siempre el mismo?

Bono adicional.

Si te estás preguntando cómo elegir el tipo de gráfico más adecuado, estoy planificando publicar una nota al respecto; pero mientras tanto, puedo aconsejarte que utilices la opción “Gráficos Recomendados” que se encuentra en la sección “Gráficos”, dentro de la ficha “Insertar” en Excel 2013.

Crear un gráfico en Excel

  • 3

    Estás utilizando muchos datos en tu gráfico.

Sí. De estos casos he visto muchos.

Me preguntan por qué no se ve bien su gráfico.

Y al mostrármelo…

Tienen decenas y hasta cientos de series que quieren representar en un gráfico.

Esto no puede ser así. Necesitas resumir primero esos datos y establecer qué quieres mostrar y dónde hacerlo.

Si no piensas antes de empezar a trabajar, terminarás trabajando doble. Créeme.

  • 4

    No explicas tus gráficos.

¿Qué?

Pero es que un gráfico debería de explicarse por sí solo. ¿O no?

Bien, en el mejor de los casos así debería de ser; pero lo cierto es que no puedes ser subjetivo cuando trabajes con datos en un informe.

Tienes que realizar un reporte que pueda entenderlo hasta la mente más distraída, que mayormente son los Gerentes que tienen tantos problemas en la cabeza.

Recuerda que puedes insertar gráficos, cuadros de texto y otros elementos para hacer que tu gráfico sea lo más explícito posible, como por ejemplo, resaltando el máximo y el mínimo.

Pero hazlo con criterio. Tampoco exageres insertando demasiados elementos que terminarán siendo distractores.

En cuestión de informes, por lo general se cumple la regla “menos es más”. No lo olvides.

  • 5

    Utilizas gráficos cuando no debes hacerlo.

Sí. Como lo estás leyendo.

No es cuestión de tirar de un gráfico en cada ocasión que se presente.

A veces, es mejor dispones de un cuadro de resumen, muy bien definido y con la información clave necesaria para sustentar tu presentación.

Hay ocasiones en las que con esto consigues un mayor impacto que si utilizaras gráficos.

Algo de formato, un buen criterio para resumir la información clave de tu negocio y estarás creando un gran cuadro resumen que cumplirá su función perfectamente.

¿Crees que existe otro error que falte en esta lista?

Estos son los cinco errores que, de acuerdo a lo que he visto, son de los más frecuentes en la creación de gráficos.

Pero ahora quiero saber tu opinión. ¿Crees que haya otro error que sea tan común como para reflejarlo en esta lista?

Me gustaría escuchar tu voz en los comentarios.

Que tengas una buena semana.

Raymundo